lunes, diciembre 12, 2005

Primero Habla de lo Más Importante

Muchas veces personas con las que tenemos contacto quieren discutir sobre temas como el día de reposo, profecía, pre-destinación, el infierno, y mil otras cosas que no son esenciales para la salvación del hombre (aunque sí son importantes una vez que hemos nacido de nuevo). En tales situaciones recomendamos la siguiente manera de enfocarnos en lo que es más importante. (CA = Cristiano Apostólico; RC = religioso común)

RC. ¿Entonces ustedes guardan el sábado o se reúnen en domingo?
CA. Nos reunimos los domingos, aunque a veces tenemos actividades de jóvenes los sábados.
RC. ¿No sábes que el Cuarto Mandamiento ordena que guardemos el sábado? El domingo no es de Dios.
CA. ¿Por qué dices tal cosa?
RC. Elena White enseñó que guardar el domingo como día del Señor es la marca de la bestia, el 666.
CA. ¿Quién era Elena White?
RC. Es la profetisa de Dios del movimiento adventista del séptimo día.
CA. Eso es interesante, pero ya que mencionaste los mandamientos, ¿sábes tú cuál es el Primer Mandamiento?
RC. "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón".
CA. Bien, tienes correcta la segunda parte del mismo (por lo menos en la manera que Jesús lo mencionó en Marcos capítulo 12), pero hay más.
RC. ¿Más?
CA. Sí. Mira lo que dice en Marcos 12:29 "Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es."
RC. Oh, ya me acuerdo.
CA. ¿Sabías que mucha gente piensa que Dios no es realmente uno, sino que es tres Personas divinas?
RC. ¿Quieres decir la Trinidad?
CA. Exactamente.
RC. Yo creo en la Trinidad, ¿acaso tú no?
CA. No, precisamente porque creo en el Primer Mandamiento.
RC. Pero es que no importa si crees en el Primer Mandamiento, si no guardas el sábado igual tienes la marca de la bestia.
CA. Mira, te hago un trato. Hablemos de los Diez Mandamientos con la Biblia abierta y en orden, y una vez que lleguemos a una conclusión sobre cada uno, pasamos al siguiente. No nos tomará mucho tiempo llegar al Cuarto Mandamiento.
RC. Bueno, es que a mí me gusta hablar del sábado.
CA. Y a Jesús le gustaba hablar de que Dios es uno. Además, debes admitir que si era importante para Jesús, debería ser importante para nosotros.
RC. Bueno, en eso tienes razón.
CA. Y quién sabe, tal vez ambos aprendamos algo que no sabíamos.
RC. De acuerdo, pero en cuanto terminemos de hablar del Primer Mandamiento volvemos al Cuarto.
CA. OK. Y dime, ¿por qué crees en la Trinidad?
RC. Bueno es que en Mateo 28:19 dice....


----------
Ha sido mi experiencia que no es necesario llegar al Cuarto Mandamiento. Una vez que se habla de la Deidad, se procede al bautismo en el Nombre, ya que están bíblicamente ligados, si la persona es honesta y quiere servir a Dios, terminará bautizado en el Nombre de Jesús. Una vez que eso sucede, reexaminará todo lo que le habían enseñado, incluyendo lo del día de reposo. Para entonces, el cristiano apostólico estará listo para conversar también sobre ese tema.

Este método se puede utilizar para cualquier tema que la gente religiosa traiga como su "favorito", simplemente sustituya el sábado con el tema necesario.


•••

No hay comentarios.: