domingo, octubre 16, 2022

Una pregunta para los sabatistas

Una pregunta para los sabatistas 


Cuando un adventista del séptimo día o un sabatista quiera comenzar un debate con usted sobre la necesidad de guardar el sábado como día de reposo simplemente hágales una pregunta: 
"Déme un versículo, sólo un versículo, en cualquier parte del Nuevo Testamento, DESPUÉS de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús, donde a un creyente GENTIL (o sea, un no-Israelita) se le mande guardar el sábado como día de reposo." 

La mayoría de los creyentes de este tiempo somos gentiles, ya que no somos descendientes de los judios, y por ende NO se nos manda a guardar el sábado, el cual era una señal entre Dios y el pueblo que fue sacado de la tierra de Egipto: 
"Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que el SEÑOR tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; POR LO CUAL el SEÑOR tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo." (Deuteronomio 5:15) 
De hecho, la iglesia del Nuevo Testamento se reunió para conversar con relación a los gentiles y qué mandamientos de la ley de Moisés deberían obedecer. Este es el reporte que se envió a las iglesias gentiles: 
"Entonces pareció bien a los apóstoles y a los ancianos, con toda la iglesia, elegir de entre ellos varones y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé: a Judas que tenía por sobrenombre Barsabás, y a Silas, varones principales entre los hermanos; y escribir por conducto de ellos: Los apóstoles y los ancianos y los hermanos, a los hermanos de entre los gentiles que están en Antioquía, en Siria y en Cilicia, salud. Por cuanto hemos oído que algunos que han salido de nosotros, a los cuales no dimos orden, os han inquietado con palabras, perturbando vuestras almas, mandando circuncidaros y guardar la ley, nos ha parecido bien, habiendo llegado a un acuerdo, elegir varones y enviarlos a vosotros con nuestros amados Bernabé y Pablo, hombres que han expuesto su vida por el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Así que enviamos a Judas y a Silas, los cuales también de palabra os harán saber lo mismo. Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que ESTAS COSAS NECESARIAS: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien." (Hechos 15:22-29) 
Esta es la oportunidad más clara que tenían para enseñar a los gentiles a guardar el sábado SI FUERA NECESARIO. Pero no lo hicieron. Los adventistas/sabatistas no pueden dar ni un sólo versículo que enseñe a los creyentes gentiles a guardar el sábado. Ni siquiera hay evidencia que los creyentes judíos convertidos al cristianismo guardaban el sábado como un deber sagrado. La única razón que los apóstoles iban a la sinagoga en sábado era para predicar a Jesucristo: 
"Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido." (Hechos 16:13) 
"Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo[a] discutió con ellos, declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, que era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; y que Jesús, a quien yo os anuncio, decía él, es el Cristo." (Hechos 17:2-3) 
"Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo,[a] y persuadía a judíos y a griegos." (Hechos 18:4) 

La evidencia del Nuevo Testamento muestra que los creyentes cristianos se reunían el primer día de la semana (domingo), no el séptimo día (sábado): 
"El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche." (Hechos 20:7) 
"Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas." (1 Corintios 16:2) 

El cristiano del Nuevo Testamento tiene libertad de reunirse con otros creyentes en cualquier día de la semana: 
"Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios. Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí." (Romanos 14:5-7)

El día de reposo era una sombra de la sustancia que es Cristo: 
"Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. (Colosenses 2:16-17) 

Para ver un estudio más detallado, visite nuestro canal de YouTube (y una vez allí, no se olvide suscribirse y habilitar las notificaciones): El verdadero reposo

— Defensores de la Fe
www.defensoresdelafe.org
www.youtube.com/defensoresdelafe/

No hay comentarios.: