miércoles, noviembre 07, 2007

El Hebreo antiguo y nuevo


La mayor parte del Antiguo Testamento original fue escrito en Hebreo (con la excepción de algunos pasajes en Esdras y Daniel que fueron escritos en Arameo). El Hebreo antiguo era bastante pictográfico, al estilo de los jeroglíficos egipcios, y estos fueron utilizados en el tiempo de Moisés hasta el tiempo de David.

En tal lenguaje las letras tenían formas reconocibles y eran llamadas por tales formas. Por ejemplo, la álef = buey, bet = casa, mem = agua, etc.

Fue durante el exilio en Babilonia que el Hebreo comenzó a escribirse en forma más cuadrada y era más fácil de vertirse en papiro y otros elementos, pero las formas pictográficas ya no eran tan fácilmente reconocibles. En muchos de los Rollos del Mar Muerto se encuentra el Nombre de Dios escrito en el estilo original.

El Hebreo se escribe (y lee) de derecha a izquierda y en su forma original tiene sólo consonantes (b, c, d , f, etc) y no vocales (a, e, i, o u). al mismo tiempo no utilizaban de espacios entre palabras, de tal manera que toda un oración tenía la apariencia de una sola palabra bastante larga. Cabe añadir que tampoco tenían comas, punto y comas, punto final, etc. El Hebreo moderno tiene las vocales indicadas por medio de la utilización de puntos abajo, encima o en medio de las letras, y los espacios también han sido añadidos para su mejor comprensión.




No tener consonantes dificultaba a veces la interpretación y entendimiento de ciertos pasajes bíblicos. Como ejemplo, de esta manera se vertiría Deuteronomio 6:4 en Español si no tuvieramos acceso a un vocabulario que contenga letras vocales, signos de puntuación ni espacios entre las palabras:

YSRLLSÑRNSTRDSLSÑRNSMRSLSÑRTDSD
TDTCRZNDTDTLMCNTDSTSFRZS


...

No hay comentarios.: