martes, mayo 30, 2017

Libro: Invocando el Nombre: Un Estudio Apostólico del Bautismo en Agua — 3ra Edición Ampliada y con Guía de Estudio



Invocando el Nombre

Un Estudio Apostólico del Bautismo en Agua

Prólogo y Epílogo: Obispo Samuel Valverde
 
El tema del bautismo en agua invocando el nombre de Jesús es amplio, profundo y, en el contexto religioso actual, mal entendido o hasta tenido por herejía.

Dentro del movimiento pentecostal apostólico, aunque este bautismo es practicado, hay facetas del mismo que no han sido entendidas a cabalidad.

Este estudio examina tanto el hebreo como el griego, así como los escritos de los más respetados eruditos de hoy, para profundizar el estudio del bautismo en agua invocando el nombre de Jesús.

Con análisis de palabras griegas como epikaléo (invocar), y frases como eis to ónoma (en [hacia] el nombre) y eis Khristón Iesoún (en Cristo Jesús).

Este estudio hizo su primera aparición como un ensayo teológico de 23 páginas en el Tercer Simposio de Pentecostalismo Apostólico en el año 2010. Desde entonces ha sido usado ampliamente y citado en otros libros acerca del bautismo. Fue revisado y publicado por primera vez en forma de libro de 56 páginas el 2012; agotándose prontamente y necesitando una segunda edición. Esa edición fue utilizada para la preparación tanto de candidatos al bautismo como de los ministros que han de bautizar, para que ambos comprendan a cabalidad la importancia, seriedad, y compromiso que conlleva la entrada al Nuevo Pacto.

Esta tercera edición de 100 páginas, es una revisión, actualización, y ampliación de los puntos principales de este tema vital. Incluye una Guía de Estudio que puede ser utilizada por profesores de institutos bíblicos para repasos o exámenes; o por estudiantes que quieren evaluarse a sí mismos.

También tenemos el honor de contar con la participación del obispo Samuel Valverde, reconocido pastor de la Iglesia Fuente de Verdad en Fontana, California. Con su creativo estilo, da al lector algo que pensar aún antes de que lea la primera lección del libro, y cierra el libro de la misma manera, transportando al lector a los tiempos de Pablo y nos da un vistazo de su encuentro con los discípulos de Juan el Bautista y los resultados maravillosos que tal encuentro tuvo para todo Éfeso.

Además, este estudio contiene dos nuevos apéndices con relación al nombre de Jesús, refutando los extremos de la secta "anti-Jesucristo" y de los falsos "mesiánicos". Los primeros, que niegan que "Jesucristo" es un nombre apropiado para el Salvador, y los segundos, rechazando el nombre "Jesús" (porque según ellos significa "el caballo") y abogando por el nombre equivocado "Yahshua".


Invocando el Nombre
Tercera Edición Ampliada
y con Guía de Estudio
Prólogo y Epílogo por el obispo Samuel Valverde
ShemáPRESS
104 páginas
Precio: $13 dólares

Precio de pre-publicación $10 (por tiempo limitado)



Contenido


Prólogo, Obispo Samuel Valverde...................................... 7

I. Introducción.................................................................... 9

II. Requerimientos antes del bautismo en agua................. 13

III. El bautismo como entrada al Nuevo Pacto................. 21

IV. Examinando a los candidatos al bautismo................... 27

V. Ejemplos en la Escritura misma................................... 31

VI. Confesando el Nombre............................................... 45

VII. Invocando el Nombre — Antiguo Testamento......... 51

VIII. Invocando el Nombre — Nuevo Testamento.......... 57

IX. Epikaléo — Invocar Sobre.......................................... 61

X. Eis to Ónoma — En el Nombre................................... 65

XI. “Eis Khristón Iesoún” ¿Una abreviación de la
fórmula bautismal?..................................................... 73

XII. Algunas conclusiones................................................. 77

Epílogo, Obispo Samuel Valverde...................................... 79

Bibliografía......................................................................... 85

Apéndice A: ¿Jesús, Jesucristo, o ambos?......................... 87

Apéndice B: ¿Jesús o Yahshua?......................................... 88

Guía de Estudio.................................................................. 91


OFERTA DE TIEMPO LIMITADO:
Para obtener este recurso por sólo $10 más costos de envío dentro de los Estados Unidos, por favor haga un clic AQUÍ.

(Esté atento a la pronta publicación de este libro en Sudamérica).


... 

jueves, mayo 18, 2017

¿Reconoceremos a nuestros familiares en el reino de los cielos?


¿Reconoceremos a nuestros familiares en el reino de los cielos?



La respuesta bíblica parece ser afirmativa por las siguientes razones:

            • Cuando alguien muere, la Biblia afirma que “fue unido a su pueblo”. Vea Génesis 25:8; 35:29; 49:29; Números 20:24; Jueces 2:10, etc.

            • Cuando el bebé de David muere, éste confiesa: “Yo voy a él, mas él no volverá a mí.” (2 Samuel 12:23). Parece seguro de que lo verá y de que podrá reconocerlo.

            • Cristo estaba seguro de que compartiría con sus discípulos en el reino de Dios (Lucas 22:17–18). Sería extraño que los discípulos se encontraran sentados en una mesa llena de personas extrañas; lo más seguro es que podrían reconocerse y compartir no sólo el gozo presente, sino las memorias vividas juntas. 

            • Imagínese llegar al cielo y que Juan no se acuerde de su hermano Jacobo, que murió como mártir por el Evangelio, o que Pablo no reconozca a Bernabé o a Juan Marcos; o que Daniel no reconozca a Sadrac, ni éste a Mesac, o Eliseo a Elías. O que usted no pueda reconocer a sus hijos, ni ellos a usted. No sería un lugar de perfectas relaciones, sino uno donde todos deberán forjar nuevas relaciones con personas desconocidas (1 Corintios 13:12).

            • Esta promesa de Cristo es explícita: “Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos.” (Mateo 8:11) Nuestra identidad no es borrada en el cielo.

            • Moisés y Elías, que habían muerto muchos siglos antes, aparecieron para hablar con Jesús en el monte de la transfiguración. No habían dejado de ser quienes fueron en vida (Mateo 17:3). El hecho de que los discípulos “reconocieron” a Moisés y Elías parece indicar que en vez de olvidar quienes fuimos y a quienes nos rodean, sucederá lo contrario, podremos conocernos unos a otros, aún cuando no nos hayamos visto personalmente. La familia de los salvos se agrandará en vez de reducirse.

            • De acuerdo a Jesús, el rico y Lázaro se pudieron reconocer el uno al otro en la otra vida, aún cuando uno estaba en el paraíso y el otro en tormento (Lucas 16:19–31).

            • Si hemos de encontrar “aliento” o "consuelo" en nuestra “reunión” en el arrebatamiento con Cristo y con los salvos que ya han partido con el Señor, entonces deberemos reconocernos unos a otros en el cielo; una reunión con extraños no serviría de aliento a nadie, especialmente si esa reunión durará por “siempre” (1 Tesalonicenses 4:13–18).

            • Aunque el tipo de relación que tenemos con nuestros seres queridos cambiará, todavía recordaremos quienes son y nos regocijaremos en su salvación (Mateo 22:29–30).

            • Si hemos de ser juzgados por nuestras “obras”, será necesario recordar a quiénes dañamos y cómo. Si no puedo recordar o reconocer a mi esposa, ¿cómo sería juzgado por los pecados que cometí contra ella? (o contra un padre, madre, abuela, hijo, etc.). Para pagar por lo malo que hicimos nuestra identidad y memoria deben estar intactas. Meter a la cárcel a alguien que tuvo un trasplante de cerebro por obras que no tiene memoria que cometió no tendría sentido. El castigo es una retribución, pero sin memorias, es simplemente abuso (Apocalipsis 22:12; 21:8).

            • ¿Cómo pueden los salvos regocijarse en una salvación si no recuerdan de qué fueron salvos y cómo? Nuestra gratitud por la misericordia de Dios sólo puede ser eterna si recordamos eternamente el mal que un día hicimos y cómo fuimos salvos por la gracia de Dios. Tales memorias por necesidad incluyen a aquellos con los que nos relacionamos cada día de nuestras vidas (Apocalipsis 22:11; 21:7).


¿Qué de nuestros familiares que no fueron salvos? ¿Cómo ser felices si ellos se perdieron?

            • La Biblia dice que Dios “enjugará toda lágrima” de nuestros ojos y borrará toda tristeza (Apocalipsis 21:4).

            • Viviremos en el gozo perfecto del Espíritu Santo sin límites; mientras que ahora tenemos las “arras” de esa herencia (Efesios 1:13–14).

            • Comprenderemos la justicia y perfecta santidad de Dios y tal vez la verdadera pecaminosidad y rebelión de aquellos que, de alguna manera, rechazaron la oportunidad que tuvieron de alcanzar la salvación en la gracia y misericordia de Dios. Dios será vindicado tanto en su amor como en su justicia (Apocalipsis 22:14–15, 17; 1 Corintios 13:12).


G. Jorge Medina
www.defensoresdelafe.org


* Parte de este material fue basado en el libro "The Glory of Heaven: The Truth About Heaven, Angels, and Eternal Life" por John MacArthur .


miércoles, mayo 03, 2017

Video: ¿Es necesario el bautismo del Espíritu Santo para ser salvo?

Algunos "pentecostales" estan abandonando su identidad e insisten que el
bautismo en agua es suficiente para alcanzar salvación. Un estudio
honesto de la Escritura refuta tal error. Esta es una explicación
contextual de Marcos 16:15–18.




Defensores de la Fe — G. Jorge Medina

[Y no te olvides poner un "Me Gusta" en nuestro portal y seguirnos]


...

MP3: Refutando la herejía "anti-Jesucristo"

 

Refutando la herejía "anti-Jesucristo"


Defensores de la Fe — G. Jorge Medina

2 estudios en formato mp3 que estudian el nombre de Dios desde su revelación en el Antiguo Testamento hasta el Nuevo Testamento.

Algunos malinformados se han levantado en estos días diciendo que "Jesús" es la única forma válida del nombre de Dios para hoy, y que "Jesucristo" no sólo es inválido, sino que es un nombre "anti-Cristo".

Estos estudios refutan tal errónea noción apelando a las Escrituras inspiradas por el Espíritu Santo en sus lenguas originales.

Puede obtener estos estudios en formato mp3. Una vez que realice su pago, le rogamos enviarnos una nota a: faithdefenders(@)hotmail(.)com [sin los paréntesis], y le enviaremos el enlace para descargar los estudios.

Estados Unidos, Canadá y Europa haga un clic AQUÍ.

Latinoamérica haga un clic AQUÍ.





...