viernes, enero 21, 2011

El Ayuno de Daniel


"En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanas. No comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas." (Daniel 10:2-3)

Tres semanas son igual a veintiun días. Daniel indica que no comió manjar delicado, ni carne, ni vino. Esto ha llegado a ser conocido como "el ayuno de Daniel". Los comentaristas indican que ya que Daniel tenía grandes responsabilidades en el imperio, no era sabio que dejara de comer completamente, pero, para indicar la aflicción de su alma y su deseo de buscar a Dios, decidió dejar de comer algunas cosas hasta obtener la respuesta deseada.

Es posible que esta práctica se haya hecho una costumbre de Daniel por sus experiencias de jóven. Recordemos que ya en el capítulo 1 del libro, cuando los jóvenes hebreos fueron llevados cautivos a Babilonia ellos no comieron ciertas cosas:

"Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse... Te ruego que hagas la prueba con tus siervos por diez días, y nos den legumbres a comer, y agua a beber. Compara luego nuestros rostros con los rostros de los muchachos que comen de la ración de la comida del rey, y haz después con tus siervos según veas. Consintió, pues, con ellos en esto, y probó con ellos diez días. Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más robusto que el de los otros muchachos que comían de la porción de la comida del rey. Así, pues, Melsar se llevaba la porción de la comida de ellos y el vino que habían de beber, y les daba legumbres. A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños." (Daniel 1:8, 12-17).


NO COMER...

El llamado "ayuno de Daniel" consiste, pues, en abstenerse de comer todo tipo de:

Carne

productos refinados o procesados

leche, queso, crema,

huevos,

productos fritos,

cafeína,

bebidas gaseosas,

azucar refinada y sustitutos de azúcar (Splenda, Equal, etc.).

Algunos ven la descripción de "manjares delicados" como una descripción de postres dulces como pasteles, etc.

Otros se abstienen también de cosas "mundanas" como los deportes, juegos de video, televisión, internet, o ciertos hábitos. Cada quién debe decidir qué tipo de sacrificio quieren dar a Dios.


COMER...

Todo tipo de vegetales

Frutas

Legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles, etc.)

Líquidos (agua, jugos 100% naturales)

Granos (nueces, cacahuates, etc.)

Avena

Miel de abeja


Como puede ver es un tiempo de verdadero sacrificio.

Ahora, los que decidan hacer este tipo de ayuno parcial (y cada quién debe decidir por sí mismo) no por ello deben comer durante su tiempo de ayuno regular. Es decir, si usted tiene la costumbre de ayunar los días Miércoles, todavía debería hacer un ayuno normal (ningún tipo de comida y sólo beber agua) ese día, y continuar con el ayuno parcial (o de Daniel) el día Jueves y días sucesivos.

Recuerde que el ayuno es un tiempo de sacrificio secreto para Dios. Lea: Mateo 6:16-18

Al final de los 21 días Daniel tuvo la visitación de un ángel con grandes revelaciones. Haga de este tiempo una búsqueda de algo específico para la gloria de Dios. Recuerde que el ayuno sin oración es simplemente una dieta. Si su corazón está en el lugar correcto y lo hace para la gloria de Dios, este ayuno puede transformar su vida.

Si desea mayor información sobre el ayuno puede obtener este set de audio CDs: Ayuno y Oracion o el álbum Pasion por la Presencia y la Palabra de Dios.

...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy bueno. gracias