domingo, diciembre 23, 2007

Sirviendo vino en una boda cristiana


Pegunta recibida por email:

Hola buenas tardes mi nombre es (nombre borrado) y tengo unas dudas que se usted Pastor me podra aclarar con sabiduria y argumentos validos a estas interrogantes sobre el matrimonio. Mi novia y yo pensamos casarnos pronto, y en la comida despues de la boda yo quiero que haya vino pero no en la mesa sino que los mozos la sirvan en bandeja junto con otras bebidas, jugo o agua así todos tienen la libertad de elegir y sin herir suceptibilidades y respetando a cada uno de nuestros invitados; pero ella me dice que no que no debe haber alcohol y que los invitados se deben adaptar a lo que nosotros queramos pero no me da ningún fundamento ni personal ni bíblico. Simplemente me dice que no, que ella no quiere, y me gustaría que usted me diera una respuesta con fundamento quien de los dos tiene la razón pero con sus conocimientos y fundamentos.

Muchas gracias esperando pronta respuesta se despide atentamente..

(nombre borrado)

------------------

Defensores de la Fe responde:

Estimado hermano,

Gracias por su pregunta y su interés en hacer lo que es correcto a los ojos de Dios. Ciertamente no considero los siguientes puntos como infalibles, pero son mi modesta opinión con respecto a su sincera pregunta.

Déjeme responderle con varias razones por las cuales creo que su novia está en lo correcto.

1. Aún si no hubiera ni un sólo argumento bíblico, el solo hecho que su novia le ha pedido esto debería ser suficiente para que usted no sirva vino. Usted se preocupa de no herir las suceptibilidades de los que asistan, pero ese día está dedicado a usted y su novia, no a los invitados. Debería ser su prioridad no herir las suceptibilidades de su futura esposa. Recuerde siempre que "después de Dios lo más importante es mi familia." Esto implica su esposa y futuros hijos, después son sus otros familiares y luego sus amigos (1 Corintios 13).

2. 1 Corintios 13:5 dice que el amor "no busca lo suyo." Usted debería buscar agradar a su novia, no agradarse a sí mismo. "El casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer." (1 Cor. 7:33). Usted debe sacrificar sus propios deseos por los de su novia si es que la ama como la Biblia manda (Efesios 5:25, 28).

3. Parecería que algún conocido suyo, sea familia o amigos, le preguntaron o pidieron al respecto. Per, si usted y su novia son miembros de la iglesia, su primordial objetivo es hacer lo que agrada a Dios, "Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios." (Santiago 4:4).

4. El hecho de ver vino servido en una boda "cristiana" puede ser tropiezo para los hermanos de la iglesia. Esto es condenado claramente por las Escrituras. En el tiempo de Pablo había algunos hermanos que no sentían comer carne, y otros que sí. Pablo insta a los que comían carne que no sean tropiezo a los otros hermanos, pues si lo hacían pecarían contra sus hermanos y contra Cristo (1 Corintios 8:10-12). Tal vez usted es fuerte en la fe y piensa que tal cosa no le afectará, pero hay otros que pueden ser tentados a recaer en los pecados pasados de la carne y el alcoholismo. Esto es pecado. "Pero si por causa de la comida tu hermano es contristado, ya no andas conforme al amor. No hagas que por la comida tuya se pierda aquel por quien Cristo murió." (Romanos 14:15).

5. La Biblia nos insta a guardar nuestro testimonio, y que no sea vituperado nuestro bien. Esto aplica porque siempre habrá alguien que usará esta situación como un arma contra la iglesia o para juzgar a los cristianos que "también toman en sus bodas." (Compare 1 Tesalonicenses 5:22, otras versiones dicen: "absteneos de lo que tenga "apariencia" de mal"). "No sea, pues, vituperado vuestro bien." (Romanos 14:16).

6. La Biblia nos insta que, en contraste con los que se embriagan, seamos "sobrios." (1 Tes. 5:7-8)

7. El vino era diferente en el tiempo de Jesús. Generalmente los judíos no agregaban alcohol al vino, sino que permitían la maceración del jugo de uva para que se preservara por más tiempo (recordemos que ellos no tenían refrigeradores). Al consumirlo añadían 4 o 5 partes de agua al vino para ser utilizado en sus comidas. Ciertamente que usted no usaría un vino (sin alcohol) mezclado con 4 o 5 partes de agua... por lo tanto lo que ustedes estarían usando no sería nada parecido a lo usado en tiempo bíblicos.

Mi consejo final para usted es que sea vestido "del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne" (Romanos 13:14), sino que como Daniel, tanto ustedes como sus invitados, propongan en sus corazones "no contaminarse... con el vino." (Daniel 1:8).

Espero que esto sea de ayuda y bendición para ustedes. Una vez más, admiro su deseo de hacer lo que es correcto a los ojos de Dios y Su santa Palabra.

Su siervo.


G. Jorge Medina
Defensores de la Fe
www.DefensoresWeb.com

...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estimado Hno. Medina:
Agradezco grandemente la respuesta que dio a esta persona con referente a si se debe o no dar vino en una boda cristiana. aunque no es mi caso, me ha ayudado mucho, pues estaba buscando el como confirmar que el beber (aunque sea solo una copa) no conviene a nuestro testimonio, para que otros sean alcanzados, y no ser de tropiezo a aquellos que aun se encuentran debiles en la fe. agradezco grnademente su respuesta y las citas biblicas. att. Maria Faz